RSS

#30O Espartanos !

Llevo unos días rondando el número redondo 300, también por la célebre película, con la apetitosa lectura de la introducción de Luis M. Macía Aparicio a la comedia Pluto, última de las conocidas de Aristófanes fechada el -388 ó hace 2.400 años, por ser temas si no de actualidad, que he tratao frecuentemente como argumento o parte de manera creo que superficial en algún aspecto, por ejemplo hacer referencias a las guerras del Peloponeso en singular cuando fueron plurales y además entre varios elementos cambiantes, las famosas ciudades estao de la antigüedad que resistían el poderío de imperios, pero también por interesarme mucho la época y sitio en el que vivieron grandes genios como Aristóteles, Sócrates, Diógenes, mis preferidos además de Aristófanes, pero también Alejandro Magno, Sófocles, Platón, Eurípides, hasta 10 ó 12 clásicos universales en lo suyo que luego no se han repetido en el mismo sitio ni creo yo que en ninguno, me refiero a la cantidad además de la categoría de ca 1 de ellos, de hecho apenas recordamos ningún griego contemporáneo ni menos posterior a estos. Pero volviendo a la película y tal como se deduce, hay 1 victoria verdaderamente increíble de 1 minoría aguerrida contra 1 ejército mucho más multitudinario, pero también 1 gran derrota final que provoca por ejemplo que ya no se escriban más comedias ni se hagan olimpiadas ni esas cosas que se recuerdan de esa parte del Mediterráneo. Si lo reducimos a ciudades, hay 2 estrella del Peloponeso, Atenas, cuna de los grandes intelectuales, el teatro, la democracia, muchas cosas, y Esparta, la de la disciplina, que junto con el resto contendían entre ellas en diversas alianzas, y lo mismo unidas contra el imperio Persa de Oriente. En esas escaramuzas fue la 1ª vez que los griegos comandaos por Alejandro Magno, cuyo instructor fue Aristóteles, vieron elefantes cuando invadieron Asia. Y también se ha revelao recientemente 1 tribu o pueblo perdido en el Himalaya que se cree descendientes del ejército heleno, como si hubieran llegao al paraíso prometido por los soñadores. También mi frase preferida con la que acaba la película sobre el emperador de la antigüedad de Oliver Stone en boca del narrador:
- Al final los soñadores cansan a sus pueblos, pero mi palo preferido, creo que transversal en muchos temas que he tocao (aún por confirmar, pero nadie ha desmentido que los templos religiosos de esa época convulsa, de los que se conservan algunos en varias partes del Mediterráneo, cumplían la función de bancos) es el mito o creencia de Eleusis, peregrinación ritual que se hacía 1 vez en la vida, como rito de iniciación a 1 templo en el que se servía 1 sustancia alucinógena que se ha identificao con el alcaloide precursor del LSD, contenido en el Claviceps purpurea, el Diablo de las praderas sin arar, Además de la sorpresa relativa de que los bancos y los templos podían ser la misma cosa también es relativamente nuevo saber que los mitos o creencias en deidades múltiples, caprichosas, capaces de lo mejor y lo peor que además contenían 1 argumento o enseñanza también estaban más relacionaos de lo que se pudiera creer con las autoridades políticas en ca 1 de las ciudades estao, que muchas veces eran los ricos cuyas fortunas podían sostener tan largas y costosas guerras de dominio. Imaginemos 1 incursión de 1 ejército en Asia, pero también la peregrinación ritual a 1 templo, o a ver competiciones deportivas e incluso representaciones teatrales. En ese sentido, el descrédito de las creencias establecidas no estaban tan relacionadas con la solidez de sus argumentos y rituales como en la suerte del ejército local en la batallita de turno. Los propios juraos populares en las calles de Atenas, como los que condenaron a muerte a Sócrates por cuestionar las creencias de la ciudad, pues otras como pervertir a los jóvenes cuando los propios dirigentes eran bastante liberales parecen añadidas a la causa general, que les debería dar vengüenza a los acusadores cuando se trataba de 1 viejo que vivía casi como 1 mendigo por las calles, casi suena a turba o tumulto cuando no sale alguna cosa bien. Las propias comedias de Aristófanes que incluían personajes y situaciones de la época, también parece obededer al descrédito generalizao. Quiero decir que a lo mejor los que estamos acostumbraos a contender intelectualmente con religiones y sectas fuertes deberíamos ver las creencias de los antiguos casi como los equipos de la liga de fútbol y sus 7 u 8 enfrentamientos del siglo de cada temporada, pura exageración más relacionada con el #turismo incipiente que con la espiritualidad. En ese sentido, tumbar o cuestionar 1 creencia era parecido a echar 1 entrenador o hacer 1 fichaje por el anterior equipo enemigo, y no fruto del pensamiento refinao.

Despotismo mentecato

Cualquiera que haya ido leyendo esporádicamente las presuntas informaciones que se han ido publicando sobre el movimiento #15m habrá topao alguna vez con el mítico taxista que no tiene conexión a Internet pero que sin embargo no obsta pa que se entere de lo que sea (lo que se informa en los papeles al día siguiente, no hay nombres ni más detalles) y ha ido a curiosear. A nadie puede extrañar tan extraordinaria diligencia pues además de cerebros más evolucionaos, como se ha demostrao científicamente, disponen de emisora y receptores de radio específicos dedicaos al propio servicio que prestan. Sería poco razonao cargar cualquier culpa sobre la conciencia del taxista que se entera, siempre diferente, pues debe ser el que más cerca se encuenta en ca momento y acto, que son muchos. En otras palabras: la habilidad en la calle, que nadie puede negar a los que se trabajan el taxista, de los oficios más duros y peligrosos, no es trasladable a la propia calle, es algo operacional pero no operativo, y pasa lo mismo con el movimiento #15m y las falacias de si se va o se deja ir de las manos de alguien a quien llaman responsable que tampoco se conoce. Yo he visto 1 protesta de transportistas a los que su empresa había quitao sus vehículos y los había encerrao en la nave en la que protestaban sus trabajadores pero por fuera y era desesperante hasta verlos allí plantaos. Mientras se persiga y denigre al conductor o conductores, si los hay y no tanto los vehículos o móviles, seguirá habiendo protesta. Aunque nadie lo reconozca o de hacerlo se haga de modo casi clandestino, con to tipo de precauciones y tomándose las garantías que estime pertinentes, pasa algo parecido en Internet pues las personas, que nadie les quita sus derechos de hacer y decir lo que les venga en gana, que ni saben manejarse siquiera pa que no haya ni dudas de su obstinación cerril, sí pueden enterarse de lo que quieran a través de otros, no solo los taxista, como los tertulianos y periodistas profesionales, a los que al menos hablan, y lo mismo los inversores y dueños de antique mass media tienen que estar atentos a lo que pasa en realidad, aunque sea separao de lo que luego se vaya a mentir o no, se trata de información desnuda, temprana independiente de la interpretación o uso que luego se le de. En tos los casos es inevitable que la tremenda panda lobos que propagan conspiraciones tengan que estar pendientes de cómo va maniabrando lo otro, incluso al desnudo, solo con evidencias, cuanto menos pa no quedar en ridículo al descubierto, pues pa los que se trabajan la conspiración, tanto más difícil cuantos más sean, las mentiras también son siempre complicaos castillos de naipes, incluso más. Como las más recurrentes se tienen que intentar remontar con otras sartas, los lobos que las traman tienen que ir reafirmándose y creciéndose enla infamia, incluso también con demasiada frecuencia, se ven obligaos a seguir comentiendo nuevos delitos en los procesos que tratan de falsear de esa guisa. Las mentiras al descubierto realmente arrojan luz, ponen bajo el foco y hasta la lupa personajes y personajillos autoimpuestos que solo se manejan en el alambre de la mentira, pagando por los aplausos y a prolíficos escritores menos agraciaos en lo físico, que también difícil, cuyas bravuconadas y bufonadas traicioneras, como si les pusieran trampas a sus amos, nos los muestran en su esplendor de oropel en cuanto alguien se los lee ojo avizor. Hacia 1996 especialistas y estudiosos de los fenómenos sociales anunciaron que las guerras del futuro, a diferencia, serían en las calles y plazas de las ciudades, donde se ocasionaban daños más severos o no serían: Sarajevo, Belgrado, New York, Kabul, Bagdag, Bali, Beslan, Bombay, Madrid, London, Orán, El Cairo... Que estuviera previsto no significa que se hubiera preparao de cualquier manera. Refranero clásico español 8ª ed. Felipe C.R. Maldonado Taurus 1981.
Luis M. Macía Aparicio, introducción a Pluto de Aristófanes, -388 a.C.