Tag Archive: fotografía


#yo_rayo kns #graffiti #streetart

#yo_rayo KNS #graffiti & Stencil #streetart

- Tomo nota, como dice Aznar, pero de la declaración de Mark Zukerberg, el jerifalte de Facebook en Barcelona y en el sentido que no va hacer cambios en WhatsApp, que compró por el record estratosférico de 16.000.000.000 € por la aplicación que sintetiza y supongo mejora la vieja mensajería instantánea en los móviles, y no porque me importe en particular, pues esa me la desinstalé antes que la comprara, sino porque me he hecho adicto a Instagram, otra #webapp de fotos que compró antes por 1.000.000.000 $ que ya sonaron como muchísimo dinero, pues aunque también me gustan otras, la que se inspira en las antiguas Polaroid, método y marca de fotografías instantáneas que se autorevelaban rompiendo las bolsas situadas en 1 de los laterales sobre el que se escribía la anotación a los pocos segundos de salir del aparato que parecía milagro. Esa sensación de ver salir las fotos cuando se revelan poco a poco es insuperable, pero cuando me dicen que son caros los nuevos aparatos, además de sofisticaos, estas nuevas adicciones siempre recuerdo el dineral que he gastao en revistas, papeles, manuales, reveladores, de vez en cuando cámaras y objetivos llamaos analógicos, técnica que domino hasta el punto de haber sido profesor en la materia por años, no hay punto comparación: 1 paquete con 10 Polaroid que se gastaba rápido valía lo que hoy puede costar el propio móvil que hace to eso y mucho más. Pero como esta felicidad ya la conozco, ójala que to el dinero que me quitaran fuera por cosas así, creo que la imitación supera con creces el original, al menos en su alcance. Pero antes reparen en el concepto instantáneo, también de la mensajería, donde partiendo de colapsos de llamadas a determinadas en fechas señaladas como la nochevieja con las felicitaciones por el cambio de año, son desayunamos hace tiempo con la noticia que los operadores telefónicos habían perdido el chollo en el que hacían su agosto por navidades. Me creo que desaparece la marca de las cosas, pero casi nunca el concepto si ha tenido éxito, quiero decir que es porque aparece algo mejor, cosa que ocurre ca vez más rápidamente. Recuerdo haber entrevistao a fotógramos mucho más profesionales que yo que me enseñaban Polaroid de sus trabajos, por ejemplo retratos en los que habían desinhibido modelos de relumbrón hasta el punto desnudarlas cuando a lo mejor se trataba de 1 reportaje de esos sosotes, pero a modo de calentamiento.

Share

foto fácil f diafragma

Piedras contra sus tejaos Piedras contra sus tejaos Alhambra de Granada, 22 de octubre de 1992 Piedras contra sus tejaos Piedras contra sus tejaos

Es el mecanismo más característico, genuino y diferenciador de las cámaras oscuras, también de las fotográficas, de las imágenes y de la visión. Fue Daniele Barbaro en 1568 quien sugirió colocar un diafragma en la cámara oscura para ver más nítidas las imágenes operando desde dentro. Aunque al plano focal por el que circula la película fotográfica en las cámaras modernas siempre tiene que llegar la misma cantidad de luz, no siempre se dan las mismas situaciones: hay diferencias entre la luz del día y la de la noche, entre la luz natural y la artificial, entre un interior y un exterior, entre una superficie que refleja luz y una superficie opaca, etc. Las cámaras fotográficas tienen 2 dispositivos reguladores de la luz, un obturador que se abre o se cierra durante más o menos tiempo, entre 1/1000 de segundo y disparos de varios segundos y un dispositivo propiamente fotográfico que es el diafragma, el pequeño orificio por el que entra la luz en la cámara oscura, también conocido como la abertura. A lo que más se parece es a la niña o círculo negro central del ojo humano, incluso en su funcionamiento: cuanto mayor es la abertura del diafragma mayor es la intensidad de luz que recibe la película. En términos generales, pues también depende de otros factores, cuando hay menos luz el diafragma debe estar más abierto y cuando hay más luz el diafragma debe estar más cerrado. Si aumentamos el tamaño del diafragma aumentaremos la claridad de la imagen, pero empeoraremos su definición en los planos situados por delante y por detrás del motivo o sujeto al que hemos enfocado. Es uno de los resultados visibles en las imágenes de reducir a un plano una escena de 3 dimensiones, el resultado también de la mejora que se obtiene al colocar delante del diafragma una lente convergente, es decir, más gruesa en el centro que en los lados. Por efecto de la superficie curvada de la lente los rayos de luz que la atraviesan se refractan hacia el eje óptico o centro de la imagen y llegan perfectamente enfocados, como puntos de luz al plano focal por el que circula la película fotográfica; mientras que los rayos de luz que entran por los bordes de la lente llegan al plano focal desenfocados, es decir, como círculos de confusión y no como puntos de luz. La abertura del diafragma se expresa mediante la llamada "escala f" y sus valores de mayor a menor son f/1.2, f/1.4, f/2, f/2.8, f/3.5, f/4, f/5.6, f/8, f/11, f/16, f/22 y f/32. El valor f/2 es una abertura muy grande y el valor f/22 es muy pequeña, es decir, cuanto menor es el número del diafragma la abertura es más grande y cuanto mayor es el número, la abertura es más pequeña. La relación de estos valores entre sí es la de doblar el valor anterior, es decir, f/2 es el doble que f/4, aunque también pueden aparecer en la escala "f" de algunas cámaras pasos intermedios y en la mayoría de los objetivos se puede situar el diafragma entre dos valores. El f/8 es el diafragma medio y para algunos fotógrafos e incluso asociaciones de fotógrafos, como la llamada F8, es el único. La escala f o escala de diafragmas es más o menos amplia según los objetivos y el valor que se tiene en cuenta es el de mayor abertura del diafragma, que está relacionado con la denominada luminosidad del objetivo. En la escala f se expresa con un "1" el valor de máxima abertura posible según el plano focal de la cámara, seguido de ":" y el diafragma más abierto del objetivo. Con un objetivo 1:1.2 se ven las cosas más claras que con un objetivo 1:1.4 ó un 1:2.8 ó un 1:5.6. El valor de un objetivo y su precio viene determinao por la máxima abertura, cuanto más abertura más claro se ve y más caro cuesta. Los hay de valor incalculable, objetos únicos como el 1:0.7 que la NASA, su creadora y propietaria prestó a Stanley Kubrick pal rodaje de escenas de época iluminadas con velas de Barry Lyndon en 1975. El valor de máximo cierre suele ser irrelevante a partir de f/11, es decir, f/16, f/22 e incluso f/33. Si hay tantos diafragmas en la "escala f", pues realmente bastaría con 3, el abierto, el intermedio y cerrado, es para compensar cómodamente la exposición de acuerdo con la escala de velocidades de obturación y no porque los fabricantes de cámaras quieran amargar la vida a l@s fotógraf@s.

Diafragma en relación con el enfoque

Un sujeto u objeto fotografiao está enfocao correctamente cuando la distancia entre la lente más exterior del objetivo y el plano focal de la de película es la óptima. El enfoque por telémetro de algunas cámaras clásicas como la Leica está basado en un sistema parecido al de los ojos humanos: son 2 dispositivos, uno de los cuales mide la distancia real de la escena y otro la distancia ideal o fantasma de la cámara. Cuando se hacen coincidir los 2 está enfocado. Con las cámaras réflex no se plantea este problema porque vemos la escena a través del objetivo, igual que la película y en su mismo plano focal, pues el visor está justo encima del lugar por el que pasa la película fotográfica. Algunas cámaras réflex incorporan además un sistema de telémetro en el centro del visor. Los objetivos réflex "autofocus" hacen esta operación mediante uno de los 3 computadores que suelen tener estas cámaras: uno para la distancia focal o enfoque, otro para el fotómetro y uno más para el motor de arrastre; por eso gastan tantas pilas. El diafragma incide directamente en el plano o los planos que aparecen enfocaos en las fotos. Cuando se enfoca una escena siempre se hace teniendo en cuenta la distancia a la que se encuentra el motivo principal que se va a fotografiar, pero dependiendo del diafragma que hayamos elegido aparecerán enfocados más o menos planos de la escena por delante y por detrás del motivo principal. La distancia entre el plano más cercano y el plano más lejano de los que aparecen enfocados en una foto es lo que se denomina "profundidad de campo", aunque resulta mucho más comprensible hablar del plano o los planos que aparecen enfocados, como en el cine. La menor o mayor profundidad de campo de una foto depende de 3 factores: la abertura del diafragma, la más importante, el tipo de objetivo empleado (con un objetivo gran angular, la profundidad de campo, incluso a máxima abertura, será mayor que la de un teleobjetivo, que comprime los planos) y la distancia desde la que enfoca la cámara (no es lo mismo enfocar a distancias microscópicas que enfocar a infinito, es decir, cuanto más lejos está el objeto enfocado, mayor es la profundidad de campo o de planos enfocados y viceversa). En términos generales los fotógrafos deben recordar que cuanto menor es la abertura del diafragma (f/11, f/16 o f/22) mayor es la profundidad de campo y cuanto mayor es la abertura del diafragma (f/2.8, f/5.6) menor es la profundidad de campo. En los valores de la escala f intermedios la profundidad de campo es intermedia. La profundidad de campo o de planos que aparecerán enfocados en ca foto no se ve por el visor de la cámara ni en ningún otro indicativo (en algunos objetivos sí aparece una minúscula escala de profundidad de campo), tenemos que imaginarlo y esto sólo se consigue manejando con conocimiento de causa el mecanismo del diafragma en relación con los otros mecanismos de la cámara. Una vez elegido y enfocado el motivo principal de la foto el fotógrafo debe decidir si le interesa el contexto en el que se encuentra situado el motivo principal: si le interesa algo más, por delante y por detrás del motivo principal, debe cerrar el diafragma (f/11, f/16 ó f/22) y si no le interesa debe abrir el diafragma (f/2.8, f/4 ó f/5.6). El valor intermedio es f/8, considerado por algunos fotógrafos y estudiosos como el diafragma más genuinamente fotográfico. También es el más aconsejable cuando el fotógrafo no quiera tomar ninguna determinación respecto del diafragma.

Diafragma en relación con el flas

Una excepción en los valores equilibrados de la exposición a la luz es el disparo con flas, dónde cuenta el máximo valor de sincronización con el obturador para obtener imágenes con toda la mancha iluminada por igual: las Canon analógicas réflex sincronizan en un valor intermedio de aproximadamente 1/90 de segundo representado en el anillo de velocidades por un rayo y las Nikon equivalentes unos apreciables 1/250 de segundo que las hacen más aptas para las escenas deportivas en espacios cerrados y las tomas nocturnas de escenas en movimiento con iluminación artificial. Una vez sincronizado el flash en el punto obligado o a velocidades más lentas si se persiguen efectos con el diafragma se regula la cantidad de luz casi siempre en términos de distancia del modelo respecto del flas, cuanto más cerca más cerrado, como en las tomas macro, a 1,5 metros dan su mejor rendimiento con diafragmas 1:8 ó 1:11 dependiendo de la luz ambiente que puede haber -el flash rellena las sombras duras cuando pega el Sol al modelo, por tanto la exposición sigue siendo la de la luz mayor, la del Sol, pero el obturador debe sincronizarse como máximo a la velocidad recomendada por el fabricante si no se quieren lados oscuros en las imágenes- corresponde a un retrato en plano americano y cuerpo entero y se obtienen fotos oscuras a partir de 3 metros, por eso los grupos numerosos de noctámbulos siempre salen en imágenes oscuras o movidas.

Share

Obturador

Es el otro mecanismo con el que se controla el paso de la luz a la película fotográfica, junto con el diafragma, y en su caso determina el tiempo durante el que la luz va a impresionar la película. Es correcto hablar de “tiempo de exposición” para referirnos al obturador. Puede resultar confuso hablar de velocidad y en ningún caso se debe confundir con el cuenta kilómetros de los coches. La velocidad de disparo o de obturación aparece indicada en las cámaras por los valores: 1, 2, 4, 8, 15, 30, 60, 125, 250, 500, 1.000, 2.000, 4.000, 8.000 y recientemente 12.000. El valor “60″ se corresponde con un tiempo de exposición de 1/60 de segundo y los demás igual. La auténtica relación de tiempos de exposición debería ser: 1, 2, 4, 8, 16 (y no 15), 32 (ponen 30), 64 (60), 128 (125) y así sucesivamente, pues entienden los fabricantes que los valores aproximados al sistema decimal que aparecen en las cámaras son más fáciles de memorizar. El disparador de las cámaras fotográficas guarda relación directa con el obturador. Antes de disparar la cámara conviene sujetarla firmemente con las 2 manos procurando no tapar con los dedos ninguno de sus elementos exteriores: el objetivo, el flas y el visor, que lo veremos al mirar, pero no los anteriores, y apoyarla en la cara sin presionar, en beneficio de la cara. El disparador se debe pulsar suavemente, pues los mecanismos internos se activan según lo determinado en los dispositivos correspondientes cuando se ha producido un simple contacto. En ningún caso se debe apretar el disparador porque lo único que conseguiremos es mover la cámara en el momento de efectuar la toma. Una precaución opcional es tensar con las manos la correa consiguiendo la mayor firmeza a nuestro alcance en el momento de pulsar siempre levemente el disparador. Observando esta norma de delicadeza en el manejo del disparador conseguiremos rebajar la denominada “velocidad de seguridad” desde 1/125 de segundo que recomiendan los fabricantes hasta 1/60 e incluso 1/30 de segundo. En tiempos de exposición más lentos, 1/15 ó incluso 1/8 de segundo, también deberemos tomar en consideración el movimiento del motivo o motivos fotografiados en la fracción de tiempo que dura la exposición, pues aparecerán en las fotos. Aunque puedan parecer precauciones excesivas y para entonces las fotos se hayan quedado a horas o kilómetros de distancia, apoyar los brazos en el cuerpo y procurarle a éste un apoyo firme, incluso echando la rodilla al suelo, también puede ayudar. Se oyen con frecuencia proezas sin límite al hablar del “pulso” de los fotógrafos, pero es necesario advertir que una persona en pie sólo puede permanecer totalmente estática 1/10 de segundo aproximadamente, lo que a efectos fotográficos equivale a 1/30 de segundo, pues también se deben tomar en consideración los movimientos que efectúan los mecanismos internos de la cámara en su funcionamiento. En situaciones de luz escasa se puede apoyar la cámara en cualquier lado, encima de un coche o en una pared, evitando al máximo ese objeto aparatoso y molesto que llaman trípode. El trípode está reñido con las fotografías instantáneas o mínimamente dinámicas y en términos generales es preferible ver algo movido en una foto que una foto vacía de naturalidad.
Tipos de obturador
Son 2: el central o de “laminillas” situado en el objetivo, inmediatamente detrás del diafragma, es el característico de las denominadas cámaras “compactas” con visor independiente respecto del objetivo; y el obturador de “cortinilla” situado justo delante del plano focal por el que pasa la película fotográfica, es el característico de las cámaras réflex. La mayor ventaja del obturador central o de laminillas situado en el objetivo es el poco o nulo ruido que produce su mecanismo de funcionamiento y la posibilidad de sincronizar el flash en todas las velocidades de obturación. Su único inconveniente es no permitir velocidades de obturación ultrarrápidas, por encima de 1/500 de segundos. El obturador de “cortinilla”, el de las réflex, situado inmediatamente delante de la película, puede ser de tela o de metal y hacer 2 recorridos: horizontal o vertical. Estos obturadores, cuya característica más distintiva es que son muy ruidosos (el ruido tan característico de las cámaras fotográficas réflex al disparar lo produce el espejo inclinado que relaciona el visor y el objetivo al levantarse y bajarse al hacer la foto), permiten una gama más ámplia de velocidades, de 1/1.000, 1/2.000, 1/4.000 e incluso 1/8.000 de segundo (el último récord en las cámaras réflex de venta al público, no prototipos, es 1/12.000 de segundo) y la característica más determinante de todas: el flash no se puede sincronizar en velocidades más rápidas que la recomendada por el fabricante, que suele ser 1/125 de segundo. En las velocidades más lentas que la de sincronización el flash se puede activar en todas.
Tiempo de exposición y movimiento
Una de las aportaciones de la fotografía a los demás conocimientos fue la posibilidad de “ver” el movimiento, en unos casos “congelado” con velocidades de obturación rápidas (250, 500, 1.000…) ó ultrarrápidas, desde la carrera de un caballo hasta la trayectoria de una bala, o su impacto y en otros casos el movimiento barrido con velocidades de obturación lentas (30, 15, 8, 4…), pues las películas graban todo lo que ha ocurrido en la escena fotografiada durante el tiempo que permanece abierto el obturador. Al fotografiar escenas con objetos o sujetos en movimiento deberemos “adecuar” la velocidad de obturación al movimiento del objeto o sujeto fotografiado y en relación con esa velocidad, buscar el diafragma que corresponda. Cuanto más alejado se encuentre de la cámara fotográfica el sujeto u objeto en movimiento, podrá emplearse una velocidad más baja, 250 ó incluso 125 pueden ser suficientes y al contrario: cuando el sujeto u objeto en movimiento se encuentra cerca de la cámara debe emplearse una velocidad de obturación más alta, 500 ó 1.000. Un barrido es un uso inadecuado voluntario de la velocidad de obturación para fotografiar un objeto o sujeto en moviemto y se hace acompañando con la cámara el movimiento de una persona u objeto con unas velocidades de 60, 30 e incluso 15 dependiendo de cada caso. Es preferible ejecutarlo a pulso, pues estamos haciendo deliberadamente una foto movida. El movimiento se coge antes de pulsar el disparador, se sigue y se toma una especial precaución para no producir un movimiento de arriba a abajo en la cámara en el momento de disparar, siguiendo el movimiento de la escena incluso después del disparo. El efecto que se consigue es que queda barrido el fondo o el entorno y congelado el objeto o sujeto del que hemos seguido el movimiento. Un “contrabarrido” en un paisaje se hace desde un objeto en movimiento (por ejemplo, desde un coche o un tren en marcha) con la cámara fija. En este caso sale enfocado el último plano de la escena y barrido y prácticamente irreconocible el primer plano.

Share

Con la introducción de microcomputadores en las cámaras a partir de los años 80 algunos fabricantes se atrevieron a anunciar fotómetros inteligentes, capaces de efectuar mediciones evaluativas en las escenas. El ingenio en cuestión es una máscara con perforaciones en el centro y en los ejes centrales que se coloca ante la pantalla de medición del fotómetro y que, efectivamente, resuelve muchos de los errores de medición producidos por el cielo despejado, las nubes, las sombras, el Sol de pleno en cualquier superficie reflectante, la nieve, etc., pero mediciones evaluativas y lo que se entiende por evaluación sólo lo pueden hacer l@s fotógraf@s. La evaluación más conocida de es el sistema de zonas, resultao duna brillante investigación sobre los materiales sensibles a la luz realizada por por Ansel Adams, que vivió entre los años 1902 y 1984 en el Oeste de los Estados Unidos. El sistema de zonas es una previsualización o visión anticipada de las copias finales aún antes de haber sacado la cámara de la bolsa. Es el único tipo de medición de las luces y las sombras de las escenas fotografiables que “garantiza” los resultados finales. En palabras de Antoine Desilets, autor de Astucia fotográfica: “El sistema de zonas es un instrumento técnico al servicio de la previsualización de la imagen fotográfica definiva”, dicho esto por un conocedor del componente subjetivo que va implícito en el sistema de zonas. Todas las escenas fotografiables se componen de una cantidad variable de zonas de luz. Aunque se asocia a la fotografía en blanco y negro, sin duda por el mérito de su inventor, autor de fotografías de paisajes naturales difícilmente repetibles, pues o han desaparecido o son prácticamente irreconocibles después de unas décadas de explotación turística masiva, el sistema de zonas es igualmente efectivo en color, pues los colores son la forma como percibimos la luz, “son” la luz, un fenómeno electromagnético cuyas vibraciones poseen distinta “longitud de onda”. Según la longitud de onda que llega a la retina experimentamos una sensación de color distinta. Isaac Newton, que vivió entre los años 1642 y 1727, descubrió en 1704 la descomposición de la luz blanca haciéndola pasar por un prisma triangular de vidrio. Seguídamente la recompuso por el mismo procedimiento y demostró que la luz blanca es una mezcla de colores. Newton explicó este fenómeno aduciendo que el vidrio o el agua tienen un índice de refracción diferente para cada color. Por tanto es la luz la que engendra el color y no los objetos por sí mismos, como se creía hasta entonces. Las películas fotográficas sólo son una especie de retinas artificiales creadas por los científicos, “una imitación lograda” del ojo humano en palabras del maestro Villasante. El sistema de zonas es una técnica precisa y fiable, un método sencillo y eficaz para dominar el proceso de medición de la luz, esencial en fotografía. Es por sí mismo un aprendizaje técnico que permite optimizar todos los pasos del proceso fotográfico. Si de lo que se trata es de “evaluar” los instrumentos (el fotómetro, el flash) o los materiales (las películas y los papeles sensibles) a disposición de los fotógrafos, el conocimiento y dominio del sistema de zonas es prácticamente imprescindible.

III – 2 = V


Si medimos con cualquier fotómetro de luz reflejada (casi todos) en la zona oscura de la escena a fotografiar que queremos que salga con detalle en la copia final, la zona III en la escala de Ansel Adams, y restamos, cerramos, quitamos 2 puntos completos de diafragma (de 1:4 a 1:5.6, de 1:5.6 a 1:8) ó de obturador (de 1/125 de segundo a 1/250, de 1/250 a 1/500) ó 1 de cada (de 1:4 a 1:5.6 y de 1/125 a 1/250), “colocamos” exactamente el “umbral de oscuridad” de la imagen final y a partir de la zona oscura situamos la medición en la zona V, que es la de la mitad de las luces de esa escena. En la escala de Adams la zona I es el negro máximo del papel fotográfico, un papel velado. La II es la zona más oscura de la imagen final en la que se atisban vestigios de detalle. La zona III, el eje del sistema, es una sombra en un día soleado, los objetos situados en la penumbra de las imágenes en los que se adivina su forma y en general todo lo que el fotógrafo quiere que salga con detalle aún en la oscuridad. En la zona IV están las sombras de una cara fotografiada a pleno Sol. En la zona V se gradúan los fotómetros que miden la luz que reflejan las escenas: un cielo despejado, una piel bronceada o una cartulina gris que refleja el 18 % de luz. En la zona VI están las pieles humanas a pleno Sol. De la zona VII son una piel muy clara, la nieve con luz lateral y los tonos blancos con detalles. En la zona VIII están los blancos sin textura y la nieve a pleno Sol. Y la zona IX es el blanco puro del papel fotográfico, el reflejo del Sol en cualquier superficie brillante y las fuentes de luz artificiales. El fundamento teórico y técnico del sistema de zonas es que el ojo humano tiene una excelente percepción en las zonas claras y en las zonas oscuras después de unos instantes de adaptación, por ejemplo, cuando entramos en un cine con la película ya empezada o cuando salimos de una sala de fiestas un poco más tarde de lo que recomiendan las ordenanzas municipales. El ojo humano también percibe las escenas de manera homogénea, igualadas en lo que se refiere a las luces y las sombras. Las películas captan los contrastes de luz reales y “se pierden” (ruptura de la ley de reciprocidad) en las zonas claras y las oscuras de las escenas, que aparecen totalmente transparentes o totalmente veladas según miremos el negativo o la copia. Desde la zona V en la que están graduados todos los fotómetros, las películas sólo captan 3 puntos de diafragma o de obturador más oscuros y 3 más claros. Al situar el “umbral de oscuridad” (zona III) de las escenas y cerrar, restar o quitar 2 puntos completos de diafragma o de obturador ó 1 de cada, llegamos indirectamente a la zona V, pero con la total seguridad de que todas las zonas “caerán” en su registro correspondiente en el negativo fotográfico y en la copia.

La tabla de las sombras


Estos son los resultados finales (una vez resuelta la operación “III-2=V”) de medir en la zona de sombras y cerrar 2 pasos independientemente de donde se encuentren la cámara fotográfica y el Sol, es decir, en los días soleados de todas las estaciones y en cualquier lugar de la Tierra. “Se mide en las sombras” es el lema de los fotógrafos expertos, pero las sombras son muy variables y dependen de la iluminación indirecta, de los reflejos y sobre todo de la “previsión” del fotógrafo, que una vez conocido el sistema “evaluará” su propio ojo, pues no todas las personas vemos igual en términos de claridad y oscuridad y los colores, aunque los materiales sensibles a la luz sí son “universales”, iguales para todos los usuarios. Un truco realmente efectivo es medir la luz reflejada en la palma de la mano colocada en la zona de sombras (para medir la luz no es imprescindible enfocar) en cualquier situación en la que se encuentre la zona de luz principal de la escena y cerrar 2 puntos completos de diafragma o deobturador ó 1 de cada. A los fotógrafos que “prueben” el sistema de zonas de manera efectiva se les presentará la misma duda: ¿cuando la escena es totalmente clara o totalmente oscura deberemos exponer para la zona V en la que están graduados todos los fotómetros que miden la luz que reflejan las escenas y hallan una media aritmética exacta o según el sistema de zonas de Ansel Adams (III-2=V)?. No hay respuesta. La bibliografía sobre el sistema de zonas es inagotable (es una verdadera lástima que a sus estudiosos sólo se les ocurra hacer fotos de paredes de fábricas abandonadas), Ansel Adams dejó escrito que “los negativos fotográficos son como las partituras musicales: se pueden interpretar de muchas formas diferentes” y según los últimos estudios críticos Ansel Adams es un fotógrafo “abstracto” por subjetivo, por personal y también por su indudable genialidad.

Share

echarle huevos

#14m King África pachangued flash back Fabrik
- Los ceros son los güevos de los que salen las demás cifras, según la greguería de Ramón. Las estafas pirámide con sellos, sin ningún tipo seguro, subprime ni garantías de cualquier tipo, como se vio, o los fraudes masivos con los recibos dela luz y telefónicos prácticamente a toda la población vulnerable por si cuela, con millones mensajes SMS a cobro revertido en los que la bruja Lola o cualquier otro ser nauseabundo pone velas negras o lo que quiera, pues la inmensa mayoría nise abren, sólo sirven pa inflar deudas infundadas que mostrar a los incautos como Roures en los saldos las gestiones, especialmente crecientes en situaciones que las cadenas TV se financiaban con llamadas protesta y SMS zahirientes de personas incapaces de controlarse ante provocaciones tan pueriles yque invariablemente requieren fuertes inversiones publicitarias pa torear el caudal reclamaciones legítimas y fundadas, aparte vergonzosas. Que pongan a algunos a tocar el piano o la guitarra o comentar líos de faldas como vulgares huelebraguetas cuando tenían, o tienen, pues algunos todavía andan coleando, tiene el más caro precio que pueda imaginarse o ya sin imaginarlo siquiera ala larga y a ala corta palos mismos, pues se sostienen entrellos, pero más caro todavía, realmente dramático palosque lo hacen bien, que también los hay y sostienen en tan engañosas circunstancias negocios y empresas legítimos. Yo sigo teniendo 1 seguro automóvil cuando tenía 1 coche viejo que desdeque tengo 1 nuevo y 1 vez estuve en entrevista trabajo pala aseguradora AIG, brillante proyecto económico conel dinero estafao a los trabajadores alemanes, – 9.000.000.000 €, además de ganar lo mismo que en cualquier otro lao en las mismas condiciones (no quise ni molestarme en pasar el periodo de prueba que ya tenía ampliamente superao y con privilegios en la perrera los Securitys, na tampoco hubiera conseguido conel cambio) estoy convencido que las cuentas que se echaron se parecían a las de mi magnífico asegurador de mi coche, que se anuncia en sitios principales y con muy buen gusto, será que yo lo estimo; sin embargo AIG se cerró, de momento las puertas sus oficinas y las plusvalías que segúramente me ofrecería en forma de mejora económica mi asegurador porque desde que tengo coche nuevo les doy menos guerra, están en entredicho sinque hayamos hecho ni dejao de hacer na más que aguantar tan rigurosas y desvergonzadas circunstancias ajenas como pa merecer esto. Más incógnitas que Rato fue sembrando Prisa en su tránsito hacia la agonía, pues si sabían que sise corrompen las reglas los seguros, por ejemplo quemando rascacielos o sus propios coches en los garajes sus hîpôtêcâs, lo que realmente se acortan son los plazos, liberaba alos Polanco y sus corruptos Lazarillos que los condujeron ala ruina de cualquier sospecha porsu salida a bolsa pa recuperar la inversión demasiao dilatada en el tiempo mas el esfuerzo recompra cuando se desplomó el valor, imposible que hubieran sospechao siquiera lo que estaba pasando a través delas cañerías y recovecos más recónditos, el trancazo o si quieren, la pájara que llevaba encima puesta el System; y además asentaos los escombros poco antes imponentes en los firmes apoyos delas empresas más endeudadas del planeta Tierra: SITEL, pufo renqueante de – 39.300.000.000 € que asombraba al mundo entero porsus monstruosas dimensiones, especialmente alos vecinos de Portugal Telecom alosque intentó arrastrar al lao oscuro por aquello de las buenas relaciones entre socios, y el hedge fund Santander, cadáver filantrópico que se quiso entregar embalsamao al multimillonario de United States of América Warren Buffett, máximo accionista del M&T Bank de Búffalo, New York junto conel Botín o dote de 48.240.000.000 €, 20.000.000.000 € de ellos esquilmaos, literalmente estafaos de las cuentas presuntamente administrativas del país entero y puede que rigurosamente prohibidas por leyes como las que se saltaron a caballo durante años los proscritos o prescritos, como la también aparente imposibilidad legal de asegurar la misma cosa en varios chiringuitos o corralitos filantrópicos a la vez, como mínimo sospechosa pero lodela Tesorería de la Seguridad Social el 13 junio negro 2010, coincidiendo con la retrasmisión deportiva de rigor, que sino hubiera sido porel detalle feo que no eran suyos, sino sólo que se habían escapao a sus tenebrosos manejos en las tienieblas las finanzas, las aún milagrosas cotizaciones enteras de millones trabajadores de España durante décadas, que incluso losde las tumbas removieron los ojos como platos a falta ver otro resultao que la vergüenza descomunal que tiene que dar alos que cometieron la felonía, aunque los devuelvan, como deberían hacer tal como iba el System, por no decir de culo desde hacía los años que cayó en sus mañas, podría haber sido presentada comotra típica jugada o jugarreta española, aunque más parece que lo que les había podrido las seseras, igual que a los que vayan despertando dela fechoría cometida, son las curvas las banqueras contra las que han empezao a tomar medidas, y qué medidas las de algunas, que si hubieran entregao a Debrahlee Lorenzana en prenda algunos hasta habríamos intentao descontar nos parte el desfalco aceptando los turnos, pero ni eso valió.
- en el marketing de setas silvestres organizao espontáneamente por los campesinos duna aldea checoslovaca antes del desplome del régimen comunista y la posterior escisión en 2 países tos reían, cambalacheaban, daban, tomaban y demostraban irrefutablemente que, dijeran lo que dijeran los fanáticos, la actividad comercial era delos placeres más naturales y deliciosos dela vida, tan imposible de abolir como el amor, Bruce Chatwin, Utz, 1988. Las brutales, gigantescas estafas pirámide que azotaron el System a mañas, a brazadas delos estúpidos avaros Securitys que lo parasitaron, demuestraron y abundaron en la tremenda fortaleza de tal System casi como facultad Hom@ sp? equiparable al amor que noes lo ciego, la lengua llamada natural o materna que siempre es 1 por individuo, la familia consu tremenda carga de fuerzas afectivas, también llamadas sentimientos y otras realmente imposibles abolir ni alterar. Aunque nolo entendamos ni queramos, hay leyes naturales y reglas del System o convenciones sociales que sólo tienen en común estar fuera del alcance de individuos y grupos organizaos realmente dañinos y perjudiciales como los tenebrosos telepredicadores consus populares ladridos o ladrillos de oro en su particular degeneración entre religiosa y fonética en atención alos hablantes del extremo Oriente que nose sabe dónde pudo venir semejante creencia. Cuando los trenes quedaron paraos a fines junio negro 2010 en las estaciones y las vías a salvo los ciegos continuaron en los vagones animaos intercambios de conocimientos diversos. Los países que no llegaron al System o recibieron severos portazos en sus narices prefirieron, preferimos seguir comerciando a salvo las tenebrosas, terribles triles, trolas, estafas pirámide que tan nefastas consecuencias tuvieron ala vista sus resultaos. Nadie aseguraba na porque nadie pedía créditos, hasta las subvenciones se acabaron a beneficio sin duda general, en especial pa el marketing libre. Lode salvar hedge funds aseguradores que hundieron proyectos, empresas, países, tesorería quetan tenebrosamente esquilmaron consus ventajas a beneficio la timba, el trile las estafas pirámide fueron pasando su factura a los prohibicionistas consus taras ysus tasas fueron correspondidas con la misma exclusión que provocaron. Silas leyes dela naturaleza innatas, de nacimiento y las reglas del marketing adquiridas por convención o acuerdo social son invulnerables, incluso puestas a prueba por lo peor, tampoco fallaron nila técnica nila tecnología informáticas. Cuando se turnaron en culpar a Internet de tos los males, de cualquier mal y aunque selo acaben cargando to como pretenden y parece que necesitan, en lo que quede grabao se seguirán pudiendo recuperar las pruebas desus delitos con los Buscónes configuraos, y además les pasará como a los enfermos a los que se diagnostican enfermedades equivocadas: como mucho habrán muerto también cuando los pillen, pero los pillarán. Si también prohíben toros y Torer@s entre su rosario interminable de prohibiciones, como si prohíben el pañuelo semáforo en otras culturas o el casco obligatorio en las obras paradas, ellos que creen que saben porque hasta prohíben blasfemar a los arrieros en las cuestas ni siquiera conseguirán na que les afecte, aparte causar más daños. Se ha visto 1.000 veces en las películas sobre juegos: cuando se hacen trampas y se descubren los engaños, empezando porel célebre renuncio del tute, se deshace la jugada tramposa siesque quieren o simplemente paraque puedan seguir jugando, regla básica además en cualquier System y también en los ejemplos y explicaciones de Saussure literales pal ajedrez: se puede haber lost el caballo blanco y sustituirlo por cualquier otro elemento alque se le asignarán siempre sus valores en el juego y sino se quedarán sin jugar. Son las reglas de relación entre los elementos convenidas o adquiridas, aceptadas por convención social las que conforman el System y sino, no hay System. El monto dela estafa pirámide atribuída a Bernard Madoff, máxima autoridad económica en United States of América, algo así como el árbitro en su momento, fue calculada porel juez Louis L. Stanton que le condenó a 150 años de cárcel el 29 de junio de 2009 en – 68.000.000.000 $.
#24s 2010 y #11s 2004 cerca del arroyo Culebro.

@AtheneanVenture saca whisky concejal Scutiger pes caprae, sabatera torre inteligente shore vecinita
Share
edit JP Clemente | mark*page | powered WordPress | tema Motion by 85ideas.