¿pero qué demonios es la Psicografía?

Psicografía es la palabra que me golpea como 1 martillo después de leer la traducción automática de ¿Puede Mark Zuckerberg controlar Facebook antes de que se cargue la democracia? en la revista literaria New Yorker de septiembre 2018. Me pareció que blanquea al personaje, o lo intenta, por lo que me ahorro más detalles hasta que no vea otra versión más autorizada, pero en otro pasaje igual de memorable se emplea claramente la palabra negra disminuidos. Es decir, influye en el voto de 1 numero apreciable de sus usuarios a los que sebe detectar, y decide por ellos cosas tan importantes mediante la imagen que se ve en sus muros. Muchos de los anuncios de filantropía de Zuckerberg son parte de esas investigaciones, y aunque no soy benificiario ni lo espero, tras leerlo de cabo a rabo estoy dispuesto a creer que alguien de carne y hueso posee algo parecido a 1 varita mágica. También en España se ven esas campañas en las que unos cuantos dicen a quién van a votar, a partir de las investigaciones sobre los gustos de sus usuarios perfectamente documentadas desde 2010. Lo más extraño es que ese tipo de manipulación:

– Facebook está siendo investigado por el FBI, la comisión de bolsa de EE UU, el departamento de Justicia y la comisión federal de Comercio, así como las autoridades en el extranjero, desde Londres hasta Bruselas y Sídney, espero que no falle la traducción automática en asunto que parece tan grave a toro pasado, es precisamente que nadie se queje cuando está pasando. La fuga de datos a Cambridge Analytica, empresa a la que contrató Trump en su campaña contra Clinton, ocurrió en 2015 y se sabe que fueron de 87.000.000 usuarios entre los que ninguno puso el grito en el cielo hasta que la consultora reveló sus métodos en entrevista a la BBC con toda seguridad porque los beneficiarios dejaron de pagar para ir, supongo a la fuente, pues pese a la pérdida del valor en bolsa y las amenazas que pesan sobre 1 de las redes sociales principales, de las que hay 15 conocidas y al menos otras 2, WhatsApp e Instagram, también están en su poder. La sentencia es que Zuckerberg es inmaduro, como los que ganan elecciones a los candidato de consenso de las élites, y son los que en 2015 le recomendaron que echara tierra subre la fuga de datos y siguiera adelante con sus experimentos como si no hubiera pasado nada, los que se arrogan el derecho de arreglar la democracia, supongo que por los mismos métodos que cuando ganan los suyos no les parecen fallos ni denuncian manipulación de los hacker rusos a los que resulta imposible poner cara porque son tan fantasmas como los ejecutivos de Facebook. Lo mejor de la toma en serio de la Psicografía por su aplicación en política cotidiana, es que Facebook preparaba desde hace tiempo el lanzamiento de su web para móviles, y todo eso se lo arruinó sin contemplaciones el escándalo. Hasta ahí perfecto, pues yo ni siquiera veo su web de sobremesa, y teniendo en cuenta que la Psicografía se hace con las cuentas sombra de los que solo ven esa web que se considera sinónimo de #socialmedia veo difícil que me pudiera interesar algo parecido. Pero en lo que es la adaptación de las páginas web llamadas estáticas para todo tipo de dispositivos, móviles, tablet, cualquier otro, llevo trabajando hace tiempo plantillas HTML 5, más conocidas como XHTML CSS (también Java y en objetos puntuales como formularios, PHP) y el objetivo, e incluso los medios (tengo 1 maravillosa Raspberry Pi configurada como servidor web y también con instalación de servidor de correo electrónico) es el mismo, aunque no la envergadura y menos aún mi interés por los videojuegos, algo que igual que el Content Management Server CMS Facebook más conocido como agregador, se considera sinónimo de programación informática. Básicamente hay 1 detalle que marca la diferencia entre XHTML CSS y PHP MySQL, como el de los blog o bitácoras, que son las 2 parejas de éxito, y es que el omnipresente PHP (WordPress y Blogger, los 2 grandes motores de blog también son agregadores CMS, es decir, servidores o gestores de contenidos ajenos) emiten de manera automática e inadvertida feeds Really Simple Syndication RSS, que es con lo que trabajan los CMS, mientras que HTML y ahora XHTML responsive (es decir, accesible desde todo tipo de dispositivos y capaz de manejar objetos, vídeos, fotos, aunque no por ejemplo, o todavía, bases de datos relacionales) no. Creo haber descubierto 1 forma de solventar el hándicap, que consiste en lograr que 1 de esas páginas de apariencia básica, pero que llevan 1 trabajo en la sombra que no se puede ni imaginar, sea agregada a su vez en 1 ó varios CMS, algo que se consigue insistiendo en el mismo link al compartirlo, con el peligro que mis detractores y gente que no sabe ni papa del asunto, pero sin embargo van de expertos informáticos, me tilden de spammer. La otra acusación falsa, que es la de propagar virus, tiene su base en que mientras algunos navegadores como Chrome para Android creo que están en la misma línea de pensamiento que Facebook y yo mismo, otros como Mozilla Firefox parece justo lo contrario, es decir, que sus gestores quieren que solo valga para equipos de sobremesa y el truco o trato que emplean en sus actualizaciones es chafar los conectores con los imprescindibles archivos CSS, JS e incluso PHP, algo que se soluciona fácil dando los permisos pertinentes en la barra de navegación, pero a la gente que realmente no sabe ni tiene por qué, le puede parecer cualquier cosa que las web se vean rotas como el HTML antiguo. Las votaciones, referéndum y primarias incluidos, susceptibles de ser hackeadas por agentes externos de Russia, antes China e incluso Corea del Norte, donde apenas hay 1 centenar de ordenadores por no hablar de electricidad, son las que se deciden por márgenes estrechos entre los bloques que se enfrentan. De estas, las de Catalunya del 21 diciembre 2017, y antes y de manera destacada la de Trump contra Clinton y el #Brexit, siguen bajo la lupa de los malos, pero poderosos perdedores resentidos. Por supuesto que todo el mundo, grupos e individuos, desde los aparatos de los partidos al más inepto e indiferente de los votantes, por supuesto que hacemos lo que podemos, pero cuando la diferencia supera el estrecho margen, entonces ya gana alguien, Sánchez frente a Díaz, Casado frente a Soraya, Iglesias frente a Errejón, parecido a la suerte de la que solo existe la mala, pero es entonces cuando entran en juego las poderosas agencias de investigación como Cambridge Analytics, Método 3 y la innombrable de Villarejo, pues los métodos chuscos en los 3 casos citados, además de conocidos en forma de escándalo, se podrían homologar al de auténticos extorsionadores profeionales, cuyo objetivo es cobrar al ganador a cambio de servicios que, como en el caso del piso de opositores a policías locales de Errejón en Argüelles, son irrelevantes por no decir inexistentes o fantasiosos, aunque no lo de pasar facturas. Fue así como conocimos los excluidos la existencia de algo parecido a la Psicografía y su efectividad, pues de los 87.000.000 de Facebook que robaron los de Cambridge Analytics en 2015, lo más llamativo es que ninguno de esos puso el grito en el ciele por lo que hicieron con sus cuentas -aunque no sigo Facebook, las campañas según las cuales personajes relevantes anuncian a quien van a votar o piden que se vote, pues por ser de otras circunscripciones electorales o países, o no haberse inscrito en los registros respectivos, muchas veces no pueden ni cumplir lo que anuncian, se hacen notar en las otras redes sociales-, de forma que fue la propia agencia la que se jactó de sus proezas en 1 programa de TV, aunque desconozco si fue para cobrar a algún remolón (1.000.000 ? era la factura de Trump según las informaciones que, como normalmente traduzco con el navegador, no puedo confirmar este dato. Entre los detalles a tener en cuenta, en tanto que pueden distorsionar la percepción del problema, es que estas campañas, también las que se hicieron bajo control investigando el método en las campañas municipales de EE UU en 2010, y las generales de India y Australia, es que estas campañas de imagen suelen afectar a 1 único candidato, son personalistas a más no poder en detalles como poner la foto del candidato en la papeleta o en el avatar del usuario en lugar de la propia, quedando el resto al margen, pero no solo los otros candidatos, partidos, votantes, hasta las propias propuestas electorales, en medios de comunicación convencionales apenas se trata de salir mucho y ponerse corbatas llamativas. Y por supuestos, que en medios digitales a diferencia de los convencionales, se funciona mucho mejor a la contra, es decir, intentando hacer la pascua a alguien que representa la figura del antilíder.


 usurpación Venezuela corazones piedra hielo

Share

Deja un comentario