Ya me quedé nota cuando en otro especial TV sobre la vida del Torer@ Manuel Benítez el Cordobés 1 inesperao en esa faceta, bueno, y en cualquiera creo, pero Jimmy Giménez Arnau contó que en otra fechoría de juventud se le había quedao enganchao el brazo izquierdo saltando otra tapia y perjudicándole algunos tendones de forma que no lo podía estirar del to, lo que daba fenomenal en sus personalísimos naturales sacando la muleta bajo los hocicos de toros que le tocaban en suerte de manera inverosímil, gracia sólo comparable en esa faceta a Rafael de Paula, en su caso por su proverbial falta de técnica unida a su ansia supervivencia, pero cuando se operó y pudo desplegar el brazo y ponerse fuera cacho como los demás Torer@s perdió cualquier atractivo pal respetable. Giménez Arnau quedó algo así como 1 humorista inglés dando el pregón de fiestas de Lepe pero la siguiente baza que fue noticia no salió indemne el tal Jimmy, pues llamó cornudo a 1, a 1, a 1 que le lió la de dios es Cristo cuando lo tenía abatido y lo pataleó por los suelos provocándole daños tan severos como la más peligrosa cogida. Claro. Aunque parece que aguanta el castigo y vuelve a tentar la suerte cuando lo dejan, se ve demasiao entrao en años al tal Jimmy pa echarse a las arenas de los platós donde no valen las cornamentas de ciervos ni venaos con trapío porque, como la metáfora la infidelidad, es decir, los cuernos son por el Minotauro, producto o castigo de la tan elevada traición de Pasifae a su esposo Minos, rey de Creta, hijo de Europa.

- Son los ricos quienes crean prosperidad, progreso, circulación de la riqueza, renta per cápita, puestos de trabajo, justicia social y bienes culturales. Los ricos, por su laboriosidad, perspicacia y espíritu de iniciativa, merecen premio; los pobres, castigo fiscal, ligero, pa que espabilen. Eso es lo que la lógica sugiere, el resto es buenismo engañabobos, Dragó. Mucha clientela de psicólogos y psiquiatras, camo antes inquisidores y censores se parece a las estafas pirámide en que lo suyo no tiene cura, pues con to lo que puede irle asociao, la locura puede ser reversible, con o sin tratamiento, que en su caso puede agravar los síntomas, aún reconociendo que los cuidaos paliativos que eviten más desmanes, incluídos a sí mismos, puedan estar justificaos, pero nunca tanto como pa evitar nostálgicos como Jimmy Giménez Arnau tentando el peligro a tan avanzada edad, aunque sólo sea pa matar el gusanillo la afición. Lo que está pasando 5.000 años después no deja ser otro burdo episodio de emperrarse de manera cerril o simplemente someterse a la burda creencia que el canal o medio TV que conocen como su cadena, es propiamente el mensaje en el conocido esquema de la comunicación de Roman Jakobson que les ha resultao carísimo, realmente ruinoso tratar imponer, empeño además pulverizao por Internet.

- Las explosiones de Boston pueden acabar con los grandes maratones, Pipi Estrada. Fuera las retransmisiones deportivas, donde ni pinchan ni cortan más allá la puerta los vestuarios, las descarnadas disputas por herencias sin repartir y lo que parecen luchas familiares cruentas y masivas por divorcios y demás rupturas, no sólo de parejas, sociedades enteras se descascarillan en 1 pis pas, pero to lo demás es campo abierto y, si quieren, que no interesa a nadie, lo suyo tampoco, por lo que estamos empate. Cuando la TV de la inquisición censora tenía propaganda ajena de forma que los más mediocres se ponían sueldazos abusivos a base lanzar becarios egotistas de voz engolada que parecía se iban a ahogar cuando hablaban visitando centros de pensionistas en los que bancos y cajas locales habían tirao sus equipos informáticos obsoletos, aún querían que to eso había que pagarlo entre tos. A lo mejor la diferencia está en lo que gasta ca 1 pa imponerse o lo que les fían a los guiñoles que se dejen manejar de esa guisa, pero los que no nos han dejao otra que mirar cómo y cuánto se toma el pelo al prójimo, está por ver que también nos hagamos cargo de sus escombros. Otra cosa es que nos lo debieran al resto, pero como lo suyo ha sido venir a decir que no van a dejar ni restos, ahí se peguen bien fuerte entre ellos. También iba fenomenal la música popular, creciendo en personal y alcanzando cotas de creatividad nunca vistas hasta que los nefastos promotores del producto llamao Michael Jackson anunciaron a bombo y platillo inversiones multimillonarias a las que otros sólo pudieron llegar valiéndose de los fondos beneficencia y causas lost, el clima, el hambre, los desastres naturales, pero como comisionistas subvencionaos disfrazaos de racaudadores. Aunque intentaron algo parecido en el cine, sino es que lo consiguieron alguna vez en la TV comercial y la música popular, fue porque había muchos profesionales y espectadores con educación varios años luz por encima los pastores de cabras o cabreros a grito pelao que se ven por los submundos ruidosos de los platós. Es posible que la diferencia entre obra y producto sea parecida a la que pueda haber entre persona y personaje cuando se pasan la espátula y se quitan de encima la capa maquillaje que creen armaduras como los Torer@s antiguos las de cuero con las que toreaban, de las que proceden los actuales trajes luces, gente sentida en aspectos de cuernos. Cuentan de Antonio Ferrándiz Chanquete que en otra de sus actuaciones teatrales en su pueblo natal, a la sazón Paterna y haciendo de cornudo, su propia madre conmovida se levantó entre las filas de espectadores y le gritó:

- Hijo, está escondido en el armario, aunque más divertido el relato de otra de las hermanas Lapiedra de su famoso encuentro con el speaker que le pateó la cabeza a Jimmy Giménez Arnau pero en otro acto sexual, que narraba como si fuera la retransmisión de otro encuentro futbolero. Si creen que es éso lo que gusta, pues así tendrá que ser.

Bibliografía: María Lapiedra, Follar te vuelve loco, 2010.

Share