#blackfriday TVE atraco Vigo

Por heridas que he visto y oído en las complejas articulaciones de los piés, víctima propiciatoria de las autolesiones, pues en general las armas se manejan con las manos, donde también duelen y duran mucho los daños diversos, no sé que habría pasao si les hubieran dao a elegir a sus víctimas el lugar del disparo. Estimo en términos generales que el peor daño es siempre el que nos hacemos a nosotros mismos y por la misma comparación, somos mucho más vulnerables por lo que puedan hacerles a los nuestros que queremos que por lo que nos hagan, y que podamos contarlo, claro. Sobre estos asuntos y sucesos más allá de la gente que se siente herida y dolorida por cualquier cosa, se los llama hipocondriacos y parece que hasta les duele el hecho de seguir vivos, sigue siendo espectacular lo que le pasó a 1 cazador hace años, y es que en 1 descanso de su última cacería se apoyó la escopeta contra el cuerpo en vertical, se le vino encima su perro zalamero y en su afán por encimarse apretó el gatillo del arma volándole la tapa de los sesos. Si hubiera tenido encima los cojones del ciervo como el concejal de turismo de Baleares ni siquiera me lo hubiera creído, pero lo leí como suceso entre las otras noticias. Aunque ha pasao desapercibido junto al de Carromero, que en golpe maestro descabezó la oposición al régimen en Cuba, sitio sobre que no me manifiesto (el comunismo interpretao por militares bajo su bota y sus armas yo no lo veo ni en Karl Marx, tampoco la democracia que se atribuyen como si fuera suya los mentirosos y faroleros habituales, ni siquiera siento pena por lo que pueda pasar a los hipócritas de cualquier signo que se imponen sobre otros renunciando a convencer o intentarlo) pero ha pasao desapercibido otro indulto de Mariano y su equipo lumbreras a 1 conductor suicida que provocó 1 accidente con víctimas y salió ileso doblemente, tanto del accidente como de la pena que le impusieron, pues también lo ha soltao Mariano. En el género de los cazatalentos como los comentaos, cazadores de cabezas ajenas, algo que cotiza mucho en el mundillo de los privilegiaos tan preocupaos siempre por la docilidad de su servicio doméstico, a mí me molan los que se se les revuelven. Algunas veces es casi como el perro que le voló la tapa los sesos a su amo, de puro tontos, pero salen en las noticias de sucesos constantemente y yo también soy seguidor atento de la desprestigiada literatura naturalista, en general que aceptamos las teorías de Charles Darwin como impepinables, puro determinismo natural. Nos llaman liberales pero esa palabra casi es temible, tanto si la profieren sus partidarios como sus detractores, apenas creo que es así, como tener brazos y piernas, de hecho somos animales diferentes desde que liberamos las manos pa otras cosas, relean la explicación de las armas. Creo que no tener sentido del ridículo es otra suerte de autolesión, pero prefiero centrarme en las visibles por evidentes. Dejémoslo en que en cualquier circunstancia siempre hay 1 territorio intermedio que lleva a lo imprevisto que, aunque solo sea pa demostrar que la casualidad no existe, cita de varios autores, casi también se apunta en el debe de los agoreros que lo avisan, como si sirviera pa algo. Quiero decir que a las cosas que pasan siempre les buscamos explicación racional, algo parecido al argumento de las novelas o guión de las películas pero no siempre lo hay, y de todas los argumentos pueden ser diferentes, enfrentaos, secretos, aproximaos, casi de cualquier tipo, como las opiniones personales. 1 finde que vino a vigilarnos al retén de guardia al que habían puesto de jefecillo de mi departamento, en vez de a mí por ejemplo, que también aspiré a ello en la misma prueba, hasta se trajo el Risk pa jugar. Me pasa que no me gusta jugar y apenas hice algún comentario jocoso, pues tampoco me importaba en lo más mínimo que los elegidos por los cazatalentos no den palo al agua, lo que doy por descontao, sino incluso perturben el ambiente de trabajo, pero ésa vez fue gracioso porque cuando se descubrió el pastel me echaron las culpas a mí, tanto los superjefes por no haberme chivao yo, que no jugué, como los jugadores por creer que había sido y no podía ser otro. Fue alguien a prueba que despidieron por su baja productividad (no había jugao, era nueva la pobre, y tan lela que aunque el jefe estuviera jugando, ni siquiera se le ocurrio pedir ayuda a otros que sí hicimos lo que nos dio la gana y de manera bien perceptible, trabajar) y que era como 1 personaje ajeno, olvidao cuando se dilucidó el asunto. Son este tipo traiciones las que me encantan, incluso aunque sea la víctima colateral pero abundan en lo mismo: sea por cobardía, desidia, temeridad, incluso ingnorancia, que es lo que más temo, nuestro círculo o coraza de seguridad, hasta la gente que no admite fallos y sigue R que R en su berrea vital, tiene muchas fisuras e imperfecciones y por mi parte mucho mejor ser consciente que valiente. Y luego los vagos e ignorantes, si es que no es lo mismo, tienen la costumbre de ir a que se lo miren especialistas, a lo mejor hasta redoblando su pena (si a alguien le pasa algo por cualquiera de esos motivos, tanto mejor que no se entere nadie o la menos gente posible nunca, eso son las biografías y memorias literarias, apenas esfuerzos por esconder las miserias) porque encima tienen que pagar por el intento de curación de algo que no tiene remedio, ni en Salamanca. Tengo 1 anécdota plena Movida madrileña de los 80´s que viene muy al pelo. En 1 fiesta que organizaron el portero del garito, muy famoso por entonces, recuerdo que estaba en la calle Claudio Coello del atentao a Carrero Blanco, cerca de avenida de América, pero no recuerdo el nombre, se enfadó con 1 de los gambas y lampones que pululaban por la revista principal, La Luna de Madrid, en la que yo tuve alguna responsabilidad por meses. Como lo ví, aunque no el motivo por el que lo habían echao si que estaba fuera y no lo dejaban entrar, fui a buscar ayuda de otros responsables, al fin y al cabo la fiesta era de la publicación, y cuando llegamos en equipo a parlamentar reparé que a nuestras espaldas estaba el gamba que le había metido de rondón en la revista (este sí fue de los famosos de la Movida pero como ha fallecido y aunque no lo merezca, me callo el nombre) riéndose a carcajadas del otro. También de aquella época me contaron que había otro cojitranco famoso que no se caía sino que se tiraba delante de la gente a la que quería conocer con la disculpa de que le levantaban. Ver delante de quién se tiraba era 1 comentario jocoso en las reuniones que se aparecía. Aunque la denegación de auxilio es delito y creo que la insolidaridad tiene muy mala prensa, desde entonces siempre me tomo muchas precauciones ante las llamadas de auxilio. Años antes, cuando yo era joven y fuerte y jugaba al baloncesto, saliendo de 1 entrenamiento estuvimos a punto de matar a 1 chaval porque la fulana con la que estaba se puso a pedir auxilio cuando nos vió pasar. Creo que aún contribuí a salvarlo como al gamba de La Luna de Madrid en la fiesta: a duras penas conseguimos dejar que se explicara y lo que dijo es que ya se la habían beneficiao todos los de su pandilla y creía que habia llegao su turno. Los gritos le pillaron tan de sorpresa como a nosotros pero no pasó na, solo se cortó lo que fuera como el café cuando echan leche fría. Como íbamos todos al mismo instituto, también la fulana que gritó, los datos confirmaron después la versión del presunto violador, pero lo que me quedó de provecho es que nunca quise tratos con la fulana a la que salvamos como en adelante no ha ayudao ni me he preocupao siquiera por los que echan de los garitos, apenas me vale con entrar yo y que no me echen. Lo único que he tenido cuidao es de procurar estar lejos de gente así, en especial en los momentos que encima les va tan mal como merecen. Ni siquiera soy de los que les dicen:- ¿Lo ves? Si ya te lo decía yo. En los momentos fatales, como mucho me callo y guardo silencio, hago lo que puedo tratando de superar el trance y si me cae bien la víctima procuro no recordarlo, pero desde luego de los más exageraos, a veces víctimas propiciatorias que arman verdaderos escándalos (digamos en honor de los que han llegao leyendo hasta aquí que de la mayoría cosas malas que pasan apenas transcienden algunas, no necesariamente las peores), lo único que estoy seguro es que a su vez son los más crueles y despiadaos con el prójimo, en especial contra quienes les han ayudao alguna vez, como si ésa fuera su forma de sentirse avergonzaos por haber hecho el ridículo.

caparazón ideológico hueco | estamos haciendo Historia | pacto trasversal Leganés PsoE PP IU C´s

Paisaje por cala Gracio Playa del Ingles Sunset desde el Calo d´es Moro en Sant Antoni La siempre concurrida pasarela acristalada sobre la autopista entre Eivissa y Sant Antoni a la altura del Amnesia
Share