RSS

lista de colores que reconocen los navegadores de Internet & plantas de oficina
white, ghostwhite, whitesmoke, antiquewhite, navajowhite, floralwhite, ivory, blanchealmond, lemonchiffon, cornsilk, pale, azure, lavender, chartreuse, aqua, yellow, lightyellow, burlywood, wheat, thistle, honeydew, greenyellow, khaki, darkkhaki, gold, goldenrod, lightgoldenrodyellow, darkgoldenrod, palegoldenrod, pink, lightpink, hotpink, deeppink, mistyrose, fuchsia, beige, salmon, lightsalmon, darksalmon, orange, orangered, darkorange, coral, lightcoral, firebrick, silver, lightsteelblue, cyan, lightcyan, magenta, darkmagenta, tomato, moccasin, seashell, bisque, green, lawngreen, darkgreen, darkseagreen, forestgreen, tan, palegreen, springgreen, mediumspringgreen, lightgreen, lightseagreen, darkolivegreen, olive, olivedrab, sienna, mintcream, peachpuff, papayawhip, lime, limegreen, peru, linen, red, indianred, darkred, gainsboro, turquoise, mediumturquoise, darkturquoise, blue, lightblue, skyblue, lightskyblue, deepskyblue, aliceblue, cornflowerblue, dodgerblue, mediumblue, cadetblue, royalblue, powderblue, darkblue, slateblue, mediumslateblue, darkslateblue, midnightblue, mediumaquamarine, oldlace, purple, mediumpurple, plum, snow, orchid, mediumorchid, darkorchid, mediumseagreen, gray, lightgray, slategray, lightslategray, dimgray, darkgray, darkslategray, violet, mediumvioletred, darkviolet, blueviolet, palevioletred, teal, maroon, brown, rosybrown, sandybrown, crimson, chocolate, saddlebrown, darkcyan, indigo y black. Y quien dice pa Internet dice pa las oficinas, por lo general los más cercanos entre sí en la lista combinan mal por su falta de contraste, si se utiliza 1 elemento o complemento fijo de 1 color, normarmente muy claro o muy oscuro los colores intermedios como el rojo, el verde y el azul mas alguno sorprendente como el verde fluorescente o teal son muy útiles pa destacar los enlaces y otros elementos llamativos, aunque pa gustos colores. También de mi cosecha y nunca mejor dicho apunto otra lista tan hueca de significados e incompleta como cualquier otra taxonomía o clasificación por muy útil que resulte repasar listas 1 y otra vez: Althaea o malvavisco, Asparagus o espárrago, Betonica, Borago o borraja, Calendula o caléndula, Cinchona, Cochlearia o coclearia, Corallina, Euphrasia o eufrasia, Fumaria, Hyssopus o hisopo, Hollyhock, Lavandula o espliego, Levisticum o levístico, Lithospermum o mijo, Melilotus, Melissa o melisa, Paeonia o peonia, Parietaria o parietaria, Primula o primavera, Pulmonaria o pulmonaria, Rheum o ruibarbo, Rosa Gallica, Rosmarinus o romero, Salvia o salvia, Sepia, Sisymbrium o erísimo, Stachys o betónica, Symphytum o consuelda, Taraxacum, diente de león, Valeriana, Verbena o verbena, Veronica o verónica, especies de yerbas que tienen una rama o familia officinalis, officinale o de oficina pero que nadie se engañe, las clasificaciones o taxonomías de especies naturales de Karolus Linnaeus, nacido en 1707 se hacen por tanto a partir del siglo XVIII. Si bien es verdad que las yerbas officinalis u officinale pueden ser caracterizadas como relativamente pequeñas, decorativas, vistosas, útiles como alimentos en la gama de los condimientos, pa los cosméticos, terapéuticas o medicinales y por supuesto olorosas son apreciaciones contemporáneas de los últimos 200 años por lo que no tuvieron que ser necesariamente las mismas de las oficinas de los romanos de hace 2.000 años sino las de los burócratas de la revolución industrial hasta nuestros días. Aún a riesgo de cargarme mi propia exclusiva pues estaba esperando que se extinguiera cualquier posibilidad de toparme con alguna flor cuando me acabe dando un garbeo por el Jardín Botánico viene to esto a colación metafórica sólo pa decir que las yerbas officinalis u officinale nos gustan tanto a los oficinistas que no asistimos a las reuniones de mando y orden porque tos hemos soñao con reencarnarnos en sus tallos, sus hojas, algunos en sus flores, vale e incluso en sus jardineras y tiestos pa pasar desapercibidos a los ojos aviesos de los jefes en sus centinelas rutinarias por los pasillos entre reunión y reunión y al mismo tiempo nuestras admiradas Women typewriter puedan acariciarnos, prodigarnos sus mimos y hasta regarnos si quieren cuando acaben sus interminables reuniones con los jefes y hasta nos recuerden y nos echen un poquito de menos cuando apaguen la luz y se vayan de las oficinas al final de sus duras jornadas de reuniones.
Bibliografía: Arthur C. Clarke, El mundo es 1, del telégrafo a los satélites, traducción de How the World was One, ediciones B, 1992.
Alvin W. Gouldner, El futuro de los intelectuales y el ascenso de la nueva clase, Alianza Editorial, 1979.
Carlos Rojas, Hierbas y plantas medicinales, Colección Cosmos, Edimat, 1998.
María Treben, Alimentación sana mediante las plantas, Colección Plantas pa la Salud, Tikal 1971.
Thayer Waldo, Cómo empezó la tecnocracia, testimonio en memoria de Upton Sinclair Programación TV

www.tuprogramaciontv.es